5 puntos claves para entender hacia donde va el dinero